Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Cuando de ahorrar dinero se trata la alternativa más factible es comenzar a hacer por ti mismo actividades en casa que hasta cierto punto son simples, en el ámbito de la cerrajería son múltiples las tareas que puedes realizar, si bien para algunas necesitarás obligatoriamente un profesional, en otros casos con un poco de paciencia, tiempo libre y las herramientas adecuadas podrás lograr reparaciones e instalaciones de diversidad de implementos, por ejemplo la instalación de los rieles de tu garaje.
En síntesis el procedimiento para la instalación de los rieles resulta sencillo, solo que te llevará un poco de tiempo, pero piensa en esto como una buena inversión puesto que te estarás ahorrando el dinero que le pagarías a un cerrajero profesional.
Procedimiento.
Lo principal es contar con los materiales necesarios, en este caso se trata de los rieles del garaje, un kit para su instalación, este por supuesto deberás comprarlo previamente si no cuentas con uno en casa, además de una sierra eléctrica, toma previsiones si no sabes manejarla, recuerda usar implementos de protección cuando manipules las herramientas.
Mide la distancia que debe quedar entre los rieles de los diversos lados y la puerta del garaje, esta debe ser igual tanto en los rieles de arriba como en los de abajo.
Instala los rieles verticales, para esto simplemente deberás ajustar los tornillos que vienes incluidos en el set de rieles comprado.
Mide los rieles para comprobar que quedaron ubicados a una distancia simétrica, en general se habla de 1,25 cm a cada lado, además procura que los rieles verticales y los horizontales queden alineados.
Con un nivelador verifica que los rieles estén bien instalados, de lo contrario la puerta presentará fallas en su sistema de apertura y cerrado al deslizarse por los rieles.
Cada riel contará en su parte trasera con un soporte, lo que seguirá es unir estos de manera que queden bien ajustados para luego proceder a colocar los tornillos correspondientes. El primer riel que debes ajustar con el soporte es el que se encuentra en sentido horizontal.
Este paso que te explico a continuación es uno de los más importantes, este consiste en instalar la placa central que servirá de soporte del riel, busca un lugar sólido donde pueda sujetarse esta placa, la idea es que quede lo suficientemente fijado para que no ceda, una vez determinado el lugar fíjalo con un tonillo de torsión.
Ahora procederemos a instalar el tambor del riel, para esto deberá usarse una especie de cable que ya viene conectado al sistema de rieles, para llevar a cabo el proceso de instalación del tambor, deberá introducirse el mencionado cable por una pequeña abertura que el tambor posee, la idea es que el tambor quede enrollado de tal manera que sea difícil que este pueda soltarse.
Una vez logrado el grado de tensión adecuado del cable en el tambor, se procederá a hacer un ajuste de los tornillos que este posee.
El tambor es básicamente una pieza de aluminio por eso es fundamental tener mucho cuidado a la hora de ajustar los tornillos, ya que, si se ejerce una presión innecesario podemos estropear el tambor.
Apreciación final.
Es importante que una vez que instales los rieles, pruebes que estos funcionen adecuadamente, recuerda que un mal funcionamiento de estos puede poner en riesgo la integridad de la familia, al fin y al cabo las puertas de los garajes son otra entrada de acceso a tu casa, así que también debe tenerse mucho cuidado con estas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra.

ACEPTAR
Aviso de cookies